miércoles, 7 de diciembre de 2011

De vuelta a la realidad

Tras 4 meses y 18 días disfrutando de mi niña a turno completo, dentro de 9 horas y media tendré que despedirme de ella para irme a trabajar. Llevo todo el día con un nudo en el estómago, siento la necesidad de seguir estando con ella 24 horas al día; se que yo le puedo dar todo, que conmigo no le falta de nada, y renunciar a ella durante 6 horas al día me sigue pareciendo una eternidad.

Puedo sentirme afortunada porque a las 16 semanas de baja maternal pude sumar 15 días de vacaciones y 14 días de lactancia acumulada, pero aún así me sigue pareciendo tan poco tiempo... me conformaría con estar con ella hasta los 6 meses, que pudiera sustituir la toma que le toca mientras estoy trabajando por la alimentación complementaria y no tener que estar a golpe de sacaleches para que mi niña siga alimentándose con lo mejor de mí. 

Pero esta es la mísera baja maternal que tenemos en España, y de momento no parece que vaya a mejorar. Por lo menos esta vez creo que mi conciliación de la vida familiar y laboral va a ser algo más real, pues me he atrevido a cambiar la concreción horaria y solicitar a la empresa trabajar de lunes a viernes en horario de mañana. Creedme que es todo un logro, trabajando en un lugar con horario de centro comercial (de lunes a sábado, con apertura de 10 a 22 horas) y sin que nadie antes haya disfrutado de algo así. Hace 3 años me atreví y fui la primera en solicitar la lactancia acumulada, pero los muros hay que derribarlos poco a poco y aquel no era el momento de pedirlo todo; ahora sí era el momento de armarme de valor y solicitar un cambio de jornada que a la empresa (y a l@s compañer@s) puede que no le haga mucha gracia, pero a mí me supone poder trabajar y hacerme cargo de mis hijos sin depender de nadie, y lo que es más importante, disfrutar de ellos la mayor parte del tiempo posible.

Así que mañana vuelvo a la rutina, con la tranquilidad de saber que mis niños estarán bien atendidos mientras yo no esté, y que podré pasar las tardes con ellos, acostarles por la noche, y disfrutar el fin de semana a tiempo completo. Antía se quedará con mi madre por las mañanas, Iván estará en el cole, yo regresaré a casa a las 4 de la tarde y para entonces ya Papá estará allí con mis dos tesoros, y toda la tarde para nosotros. De esta manera Iván no notará mi ausencia, pues si trabajara en turno de tarde casi no lo vería en toda una semana y probablemente me lo encontraría dormido al llegar de noche. Y ya que tengo que salir por la mañana a dejarlo en el cole y con ello sacar a la niña a la calle tan temprano, me viene mejor aprovechar, dejarla con mi madre e irme al trabajo. No quiero ni imaginarme trabajar de tarde y tener que dejar a los dos peques con mi madre, sería un caos total tener que recoger a dos niños a las diez y pico de la noche.

Conciliación real... no se si mi nuevo horario será una conciliación real, para mí desde luego, después de tantos años trabajando todos los sábados, va a ser un alivio tener la libertad de disfrutar las tardes y todo el fin de semana con mis hijos, sin prisas, sin horarios, sin imposiciones. Estoy como si me hubiera tocado la lotería...

14 comentarios:

  1. Y te puedes sentir muy afortunada, primero porque hay gente que las 16 semanas y punto y segundo porque vas a tener un horario mas que genial. Eso si es conciliación, bueno lo sería si respetaran los 6 meses de lactancia materna.

    Yo tendría que volver ya en diciembre (después de 3 meses sin cobrar claro) pero con mi hija así he pedido un mes mas, a ver como vamos porque no está la cosa para no trabajar.

    Besitos y ánimo!!

    PD: mañana intento pasarte la receta de los polvorones que hoy no he tenido tiempo y ahora que estoy en la camita no me apetece bajar.

    ResponderEliminar
  2. Siempre da una pena horrible volver al trabajo. Yo soy de las que piensan que un bebé no está con nadie como con su madre. Pero que le vamos a hacer... Así está la sociedad hoy en día. Si yo pudiera permitírmelo de cabeza optaría por dedicarme a criar yo misma a mis hijos. Pero conforme está la cosa, es imposible subsistir con un solo sueldo, al menos en nuestro caso.

    El horario que has cogido está genial. Tus niños no te van a hechar apenas de menos.

    ¡Mucho animo! ;)

    ResponderEliminar
  3. Que vaya muy bien corazon! Muchisimo animo animo princesa, ya ns cuentas que tal ha ido... Eres muy valiente, ojalá no tengas problemas para que te den el cambio de jornada. Un besazo

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que lo de las 16 semanas es una vergüenza. En otros países europeos tienen hasta 2años de baja maternal, y te aseguran que tu puesto sigue ahí cuando vuelvas, guarderías de empresa... etc.

    Pero bueno, has dado un gran paso con el cambio de horario! Enhorabuena! y enhorabuena a tu empresa por respetarte y ser comprensivos!

    P.D. Soy Marta, del grupo de lactancia (la del relactador) :D

    ResponderEliminar
  5. ¿¿Ya ha pasado tanto tiempo desde que nació Antía?? ¡Me ha pasado volando!

    Yo recuerdo como lloré el día antes de volver a trabajar... todo el día llorando de la pena que me daba... y eso que pude disfrutarlo un poquito más, que le dejé con 5 meses y medio (16 de baja, 3 semanas de vacaciones, 14 días de lactancia y 10 días que me ampliaron la baja por su hospitalizción al nacer)

    Anda que si me hubiera podido permitir una excedencia...

    ResponderEliminar
  6. Desde aquí te mando muchos ánimos. Debe ser muy duro. Un fuerte abrazo
    http://yanethpoints.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  7. Dentro de lo malo, tienes "suerte", si se le pude llamar así de tener un trabajo hasta las cuatro de la tarde, eso es lo que quería yo encontrar...llevo más de tres años en casa y solo quería trabajar por las mañanas mientras las niñas van al cole para yo poder atenderlas por la tarde, pero aqui lo veo tan dificil...
    Espero que se te hiciera corto el día y pronto llega el fin de semana! Besos

    ResponderEliminar
  8. Como te entiendo que te sepa a poco. Me alegro de que hayas podido realizar ese cambio de horarios.
    Mucho ánimo y ya nos contarás qué tal.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  9. Espero que te vaya muy bien en la vuelta al trabajo!
    Yo volví la semana pasada y la verdad es que se hace duro... ¡Yo lo echo mucho de menos!
    Pero la verdad es que tienes un buen horario, dentro de lo que cuentas, y poder pasar toda la tarde con tu familia es lo mejor! Una lotería como dices tu.
    Un beso y saludos

    ResponderEliminar
  10. Que casualidad, yo hice lo mismo q tu, tb trabajaba en comercio de lunes a sabado y lo q hice fue reducirme a 35 horas para tener sabados y tardes libres, me decian q no me lo "concederian" siendo mi derecho el elegir la jornada pero si. Con lo q yo no contaba era con un ere temporal y ahora otra vez li mismo, otro ere pero esa es otra historia. Me alegro de q estes disfrutando de tu derecho y de tus dos soles. Me encanta tu blog!

    ResponderEliminar
  11. Espero que mañana en tu primer día te vaya genial y aunque sea imposible no echarles de menos espero que se pase la jornada lo más rápido posible y que cuando te quieras dar cuenta estes con tus nenes de nuevo en casa.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. pues tienes mucha suerte; tu si que puedes decir que tienes conciliacion laboral-familiar...
    lo que daria yo por tener tu horario..

    ResponderEliminar
  13. Qué te puedo decir yo que tu no sepas...la vuelta es miuy dura, claro, pero dentro de todo no lo tienes tan mal, ese horrario está es muy bueno y de esta manera puedes disfrutra de tus tesoros igualmente. Qué le vamos ha hacer si tenemos que trabajar?

    me da a mi que trabajas en ECI, es así?yo estuve añaaaños y añoooos allí, ya me dirás tu.
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Me alegro de que al menos te hayas podido incorporar en condiciones mas ventajosas.
    Besos¡

    ResponderEliminar

No te vayas sin dejar tu opinión

Sharethis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
prekes sodui