viernes, 10 de febrero de 2012

¿Y ahora qué?



Ayer decía que era el primer día de una nueva etapa en mi vida, con muchos proyectos y objetivos en el horizonte. La cuestión es cómo organizarme, por dónde empezar y hasta dónde llegaré.

Soy una persona optimista, siempre lo he sido y entiendo que así es como hay que ver la vida. Yo no valgo para ser pesimista. Desde luego que nos pueden venir mil y un reveses, pero nuestra actitud a la hora de enfrentar los infortunios es fundamental y puede cambiar el devenir de las cosas.

No peco de exceso de tranquilidad porque se lo mal que están las cosas, el mercado laboral, la crisis, y que en este momento quien tiene un puesto de trabajo tiene un tesoro; pero me considero una persona muy válida y soy muy buscavidas, siempre he tenido la habilidad de ir picoteando de aquí, hacer otras cosas al margen de mi trabajo, no decir que no a posibles oportunidades, y eso me ayuda a que llegado un momento como el de ahora mis posibilidades sean mayores al tener experiencias tan variadas.

Una de ellas es la orquesta, que creía aparcada y ya parte de mi pasado. La verdad es que me costaría trabajo tener que entrar de nuevo en esa rutina, ya que si bien es un trabajo que disfrutaba mucho, tiene unos horarios pésimos y hay que pasar mucho tiempo fuera de casa por lo que quedó prácticamente descartado una vez fui madre (y más siendo mami de dos). Pero a veces surgen oportunidades compatibles, y gracias a una amiga los sábados 11 y 18 de febrero cantaré con ella y su compañero en un conocido hotel, en un horario muy cómodo (de 9 a 1 de la noche) y bien pagado. Pensareis que son solo dos días, pero yo no lo veo así; ahora son dos días, pero el hecho de decir que sí y trabajar un par de días puede suponer que por cualquier motivo me necesiten de nuevo y quieran contar conmigo en otras ocasiones. Si hubiera dicho que no directamente me hubiera cerrado una puerta, y yo creo que las puertas siempre hay que abirlas. Hay que probar, lo peor que puede pasar es que no salga bien o no sea lo que esperamos, para lo que basta decir que no la próxima vez. 
Podría haber dicho que no porque casualmente mañana tengo la cena de despedida de mi empresa y el próximo fin de semana teníamos reservado un apartamento en Albufeira para pasar el fin de semana, pero no he dudado ni un segundo en cancelarlo todo, porque bien vale la pena.

Ayer contactó conmigo una mamá de mi ciudad que busca un fular elástico. Económicamente "no sale a cuenta" servírselo yo, es decir, no le voy a ganar ni un céntimo, le va a costar lo mismo si me lo pide a mí que si lo compra directamente en la tienda online, y yo tengo que estar pendiente de mensajería, llamarla para quedar y entregárselo y además ofrecerle mi ayuda para enseñarla a usarlo, para muchos esto sería una molestia. La misma tienda me preguntó si realmente me valía la pena hacerlo sin ganarle nada...
Y sí, me sale a cuenta porque le hago un servicio a esa mami que me ha buscado, y esa mami conocerá a otras mamis, mujeres, papis que puede que les llame la atención el fular o los portabebés naturales y les interese adquirir uno, y cuando eso suceda esta mami dirá que yo se lo he conseguido. Y cada persona que llegue a mí de esta manera será la recompensa de no haber dicho que no a algo que en principio parece que no vale la pena.

Creo que momentos como estos hay que aprovecharlos para hacer todo aquello que no se ha podido hacer antes; y también creo que es una buena oportunidad para dar un cambio o emprender nuevos caminos, muchas veces nuestro trabajo no es el trabajo que quisiéramos pero en ese momento no es posible hacer otra cosa. Así que es buen momento para hacer acopio de todo aquello que pienso me puede hacer feliz, a lo que me gustaría dedicarme, con qué me he quedado con las ganas de hacer... 

Lo que me diferencia ahora de la chica que era cuando empecé a trabajar es que ahora además de ser madre tengo una variada experiencia profesional a lo largo de estos 10 años, he hecho muchas cosas, he trabajado en muchas empresas, he aguantado malos horarios laborales, presiones por parte de la empresa, la mala experiencia de trabajar y no cobrar... Todo ello no solo me ha hecho más fuerte y sorbe todo consciente de cómo son las cosas, pero además me hace ver lo que quiero y lo que no quiero ser. 

Si llegado el momento no hubiera otra cosa estoy dispuesta a trabajar en lo que sea, como así siempre ha sido, nunca se me han caído los anillos. Pero también tengo claro que mientras de mi dependa intentaré hacer aquello que me guste, me haga feliz y además me permita ser madre.

Ahora que estoy en el paro puedo recuperar un poco el tiempo perdido y hacer aquello que se me ha quedado pendiente. Podría recuperar mi carrera de Derecho e intentar acabarla, pero no no voy a opositar para Juez, Fiscal o Abogada del Estado, no me gustaría ejercer y soy mayor para que me den trabajo en la banca, así que no me vale la pena acabar la carrera por el simple hecho de tenerla. Pero a lo mejor sí me apetece cambiar de especialidad, estudiar otra carrera o un módulo formativo que me permita luego acceder a un puesto de trabajo que me gusta, algo relacionado con la puericultura y la educación infantil, por ejemplo. Es algo a lo que vengo dándole vueltas a la cabeza unos días y no dejo de pensarlo una y otra vez...

Estos días habrá muchas entradas así, me viene muy bien exponer en palabras mis pensamientos, organizarme, proponerme retos y animarme un poco. Siempre hacia adelante, siempre en positivo.

9 comentarios:

  1. Pues son muchas opciones y muy variadas!! Me alegro mucho por lo de los 2 dias de la orquesta!!! Muy bien, un besito y esa actitud creo que es mucho más provechosa que el pesimismo. Un besito

    ResponderEliminar
  2. Pues claro que sí! Eres una luchadora y se nota que no te vas a rendir a la primera. Creo que esas decisiones que estas tomando tendrán sus frutos. Te leo siempre que puedo, me transmites mucha fuerza y optimismo. ánimo! y felicidades por la nueva imagen del blog. muy bonito!

    ResponderEliminar
  3. Qué bien lo de la orquesta!
    Además me parece genial que tengas tantas ideas, que no te quedes quieta, que tenga ilusiones y proyectos, eso hacer que no te estanques, y que tengas ilusiones.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Eres muy polifacetica y eso es genial en los tiemmpos que corren. Espero que puedas encontrar algo que te agrade, bien pagado y con un horario adecuado. Mucho animo¡ Y aqui estamos para seguir leyendote y apoyandote en lo que decidas.
    besos.

    ResponderEliminar
  5. Cierto que ahora es mal momento para quedarse en paro, pero mirando la parte positiva yo no lo veo tan mal...te puedes fromar, sigues cobrando, disfrutas de tu familia, te puedes poner al día en muchas cosas que trabajando no puedes porque ocupas todo tu timepo...
    En fin, es muy optimista todo loq ue cuentas, así lo veo yo también, la verdad.
    Suerte en todo loqm ue te propongas de ahora en adelante;)

    Un enorme beso!

    ResponderEliminar
  6. Lo que más me gusta de esta entrada es comprobar que hay más gente como yo... hay que ser optimista y buscarle SIEMPRE el lado positivo a las cosas que pasan. Porque como decimos mi marido y yo, todo en esta vida pasa por algo, tanto lo bueno como lo malo....
    Suerte con lo que emprendas Alejandra!! ah! y disfruta esta noche!!

    ResponderEliminar
  7. Pues si eres una buscavidas esta claro que trabajo no te va faltar, disfruta de este tiempo y no te preocupes, porque cuando lo necesites seguro que encuentras lo que sea.

    ResponderEliminar
  8. Claro que sí, tía! No puedes cerrarte puertas! Tienes que ver esto como una oportunidad para cambiar de vida, una oportunidad para pasar más tiempo con tus niños, y para darte cuenta de lo que de verdad quieres. Yo por si acaso le hablo a todas las mamis (y futuras mamis) de Huelva que conozco de los portabebés y de ti, a ver si poquito a poco... ¡y no sabía que cantaras! No se puede saber el famoso hotel, ¿verdad? Un beso y ánimo!

    ResponderEliminar
  9. felicidades nereida por lo optimista que eres, con éste optimismo tendrás suerte y te saldrán muchas cosas, ya verás!
    como dice gloria a veces las cosas pasan por algo (aunque en estos momento lo del paro es una abalancha imparable).
    besiños y hoy me pongo al dia en tu blog que mira que retraso llevo...

    ResponderEliminar

No te vayas sin dejar tu opinión

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
prekes sodui